Presentación K 1600

Pincha el título para leer más.

¡Bienvenido a bordo!

“Sean todos bienvenidos a bordo. Les habla el ordenador de la BMW K1600 GT/GTL para anunciarles que el trayecto que separa Girona de Cadaqués nos va a deparar todo el tiempo que usted desee. Esperamos que sea de su agrado la estancia entre nosotros deseando verle nuevamente sobre este manillar.-”

La toma de contacto sobre la BMW más lujosa y equipada de la historia, transcurrió por tierras catalanas, por una preciosa Costa Brava donde paisajes y carreteras invitan para perderse en moto y disfrutar del placer de viajar sobre dos ruedas. Pero si además lo haces sobre una impresionante K1600, ya sea la GT o la GTL, el placer es todavía superior… sino hubiese sido por la persistente lluvia que nuevamente hizo acto de presencia en otra presentación. Centrándonos en el modelo, BMW ya había agotado todo el jugo de su gran rutera K1200 LT presentada en 1997, donde un servidor ya estuvo en dicho evento. Por aquél entonces me pareció una moto pensada para talla germana, ya no sólo por la altura del asiento que se podía modificar en altura, sino por el elevado centro de gravedad con el que se había quedado. Una moto muy confortable, pero que requería de habilidad en maniobras y en su conducción. Aquel manillar de grandes dimensiones que aportaba un gran brazo de palanca y evitaba tener que contar con los brazos de Arnold Schwarzenegger para poderla meter con garantía en los virajes cerrados, cargada de equipaje y con pasaje, hacía prever que la próxima GT de BMW no haría las cosas igual… Realicé muchos kilómetros sobre aquella LT en condiciones diversas, incluyendo rutas ciclistas con cámara de pasajero y largos viajes, reconociendo que era un placer rodar sobre ella siempre y cuando no fuese por ciudad maniobrando. Pero olvidar todo lo comentado hasta ahora si hablamos de la nueva K1600 porque en todo es mejor. Ya no se ha de ser un virtuoso del equilibrio para maniobrar, ni se ha de ser alto ni de brazos musculosos para rodar sin esfuerzo. Tampoco se complica el mantenimiento por tener dos cilindros más, porque aun contando con esa cilindrada, consume menos que su antecesora y el mantenimiento es más simple. Así que como veréis sólo está la pega de la cuenta corriente, porqué por el resto es una moto que va a enamorar incluso aquellos apasionados de las cualidades dinámicas del concepto RT: si probáis la versión GT estaréis ante un importante dilema de decisión.

¿GT ó GTL?

Dejemos claro el por qué de la existencia de dos versiones sobre la misma base. Además de la diferencia de precio y las variedades entre una y otra en equipamiento, se ve clara la razón. Una vez más el mercado norteamericano es de vital importancia para las marcas europeas de prestigio y BMW siempre ha creado modelos específicos para los yanquis, como ya lo hiciese con aquella bella bóxer custom rutera C 1200 CL que probé, de la cual guardo un grato recuerdo. Así que la versión GTL no se trata simplemente de una moto donde viene con más equipamiento, sino que se ha buscado más confort a base de posición de conducción más erguida, estribos más anchos derivados de la LT y un tarado de suspensiones diverso respecto a la más dinámica GT (esta última juega en la liga de la también sustituida K1300 GT presentada en 2008). Ese es el gran logro de BMW, que ha conseguido cubrir necesidades dispares en cuanto al estilo de conducción, con una base mecánica y parte ciclo idéntica, dando a ambos estilos un dinamismo referente en el segmento donde militan. Mientras prestigiosos fabricantes como Honda su estudio de mercado les llevó a crear motos tan diferentes como la Pan European o la GoldWing, con el coste que representa esos dos estudios, BMW entra con el mismo proyecto en lucha con esos dos modelos y en consecuencia en mercados tan incomparables. La GTL cuesta mil euros más y a parte de las diferencias que se encontrará en ergonomía y dinámicamente por las suspensiones, observarás varias cosas más. El equipamiento es más rico en elementos de confort, como es un asiento de una pieza que visualmente es más lujoso tanto por mullido como por costuras que están a la vista: aquí no hay posibilidad de subirlo o bajarlo, se ha de cambiar con coste cero el día de compra. Aporta top case de serie (de apertura hidráulica como en los automóviles) y la preinstalación del GPS viene de serie, cosa que en la GT se ha de pagar aparte: el navegador también opcional en ambos modelos es extraíble y se puede usar también fuera de la moto, estando asegurado ante el hurto por la misma cúpula de la moto cuando queda en la posición más baja. La velocidad máxima se ha limitado a 220 km/h y los escapes son cromados como los deflectores de aire laterales. Embellecedores repartidos en top case, manguito del radiador y maletas son detalles más al gusto americano. El pasajero gozará de más acolchado además del respaldo que aporta el cofre, mientras que el conductor podrá ajustar la palanca de cambios. Para finalizar las diferencias, la pantalla es más alta y ancha, aunque en la GT se puede optar por ella de forma opcional…

1

bmw-k-1600-gt-93 800x0w

prado

Visitas

BilerChildrenLeg og SpilAutobranchen